FISCALIZACIÓN MUNICIPAL INTERVIENE ANTE PROBLEMÁTICA ENTRE NEGOCIOS POR “JALADORES” EN MAHAHUAL

Chetumal, 01 de Noviembre de 2020..- A través de la dirección de Fiscalización en coordinación con la Policía Quintana Roo, el día de ayer se llevó a cabo un operativo de verificación a establecimientos en la zona turística de Mahahual.
 
El procedimiento obedeció a inspeccionar si se encontraban en la vía pública las personas conocidas como “jaladores”, que son los que se colocan en la vía pública y realizan la actividad o servicio de invitar a la gente para ingresar a establecimientos comerciales.
 
Dicha situación ha causado reiteradas molestias a los prestadores de servicios turísticos de la misma comunidad, quienes acudieron al Presidente Otoniel Segovia Martínez y externaron la problemática por la competencia desleal, pues esta actividad de servicios no está autorizada por el Ayuntamiento.
 
Cabe destacar que todo establecimiento comercial es autorizado para su funcionamiento a través de un “uso de suelo”, que es en donde se le explica al contribuyente que actividades se le permiten desarrollar en su establecimiento; pero las actividades que algunos establecimientos están realizando en la zona turística de Mahahual como la de los “jaladores” no están autorizados en dicho documento.
Por lo anterior, quien la realiza infringe el Bando de Policía y Gobierno Municipal en su artículo 162 fracción XI, que dice que es una infracción y se encuentra sancionada con la clausura inmediata del establecimiento como lo refiere el artículo 181.
 
Por lo tanto, al haberse actualizado el precepto jurídico que señala la clausura del establecimiento comercial que infringe el mencionado artículo, la dirección de Fiscalización, Inspección de Horarios y Comercio en la Vía Pública a cargo del director Emmanuel Magaña Cirerol, que portaba la orden de visita de inspección y verificación correspondiente, procedió a realizar la clausura del establecimiento.
 
Asimismo se reitera, que dicho procedimiento se realizó para solucionar la problemática tan fuerte que está aquejando a los prestadores de servicios de la comunidad, quienes exigieron la intervención de las autoridades municipales correspondientes.
Dicha acción se llevó a cabo de manera conjunta entre la dirección de Fiscalización y la Policía Quintana Roo en Othón P. Blanco, actuando en todo momento en apego a la ley y normatividad correspondiente, para mantener la paz y buena convivencia entre negocios.